¿Plato redondo u ovalado?

Alex Castro 15.07.2020

Lejos de ser una moda, los platos ovalados llegaron hace tiempo para quedarse. Tanto es así que corredores de la talla de Chris Froome los utilizan en sus competiciones. Sin embargo, muchos otros corredores siguen usando platos redondos y todavía hay muchas dudas sobre su eficacia real y sus ventajas. En este artículo exponemos todo lo que hay que tener en cuenta a la hora de escoger una u otra opción.

¿Por qué ovalado?

Con el plato redondo existe el famoso “punto muerto” en el que no podemos aplicar ningún tipo de fuerza mientras las bielas están en posición vertical durante el pedaleo. Con el plato ovalado se consigue eliminar éste punto muerto y en consecuencia el pedaleo pasa a ser más constante, así que podrás pedalear con más cadencia sin tanto esfuerzo.

Lo que dicen las grandes marcas

Teniendo en cuenta la opinión de las grandes marcas (Shimano, Sram y Campagnolo), nunca recomendaríamos la opción de plato ovalado. Según ellos, la apuesta segura es el plato redondo, ya que es la opción que mejor funciona con el resto de componentes. Aquí la suavidad y fiabilidad del conjunto de la transmisión es lo más importante para tal argumento.

Cuidado con la musculatura

El cambio de una opción a otra, independientemente de si usas actualmente plato redondo u ovalado, puede suponer un problema para tu musculatura. Igual que ocurriría si de un día para otro subimos la altura del sillín dos centímetros, en el caso de los platos un cambio de una opción a otra puede conllevar molestias en la musculatura. Todo tiene su proceso, así que no te preocupes si en la primera salida notas ciertas molestias, debes saber que necesitarás un tiempo de adaptación.

El desviador, el gran enemigo

Cuando todo funciona perfectamente nadie ve problemas por ningún lado. Ahora bien, en el caso de el plato ovalado para carretera, debes tener en cuenta que el ajuste del desviador debe ser muy preciso, ya que el espacio entre éste y el plato varía constantemente con el pedaleo. Esto significa que cualquier pequeña variación inadecuada en éste componente puede suponer una pesadilla en mitad de la ruta.

¿Voy a ir más rápido?

En un momento en el que los potenciómetros y los vatios mandan más que cualquier otra cosa, debes saber que no está científicamente demostrado que el plato ovalado tenga ventajas respecto al redondo. Es más que probable que en ambos casos muevas los mismos vatios.

La cadencia, la gran aliada

Que el pedaleo con cadencia alta es beneficioso está más que demostrado, sólo hace falta ver a los corredores profesionales (aunque siempre hay excepciones). El plato ovalado te ayudará a conseguir una cadencia más fluida, sobre todo si eres de los que pedalea más “atrancado” y conseguirás transmitir mejor la fuerza en tu pedaleo.

Cuestión de sensaciones

Cada ciclista es un mundo y en este tema no hay excepción. Debes saber que no a todo el mundo le gusta el plato ovalado, ya sea porque no están acostumbrados a él o porque no tienen la paciencia necesaria para que su musculatura y/o pedaleo se adapten correctamente. En algo en lo que el beneficio no está totalmente demostrado, sólo queda decirte que tú mejor que nadie sabrás tomar la mejor decisión, ya que las sensaciones sólo las puede experimentar uno mismo.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados